• Capital Morelos
  • Capital Morelos
    • Suscríbete >

    • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Salvador Guerrero Chiprés
  • Zavala, el peligro del incontestado

  • En las precampañas en curso Margarita Zavala es un peligro para Andrés Manuel López Obrador

  • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • En una cadena de agradecibles aciertos periodísticos, El Universal coloca en el centro del debate o reconoce como tal un elemento clave, ahora parafraseado asertivamente: en las precampañas en curso Margarita Zavala es un peligro para Andrés Manuel López Obrador.

    Se distancia de comentarios acerca de una personalidad sin carácter, de la probabilidad de que el ex presidente Felipe Calderón sea aun lastre para el PAN -una encuesta previa promovida en Reforma concede que el michoacano tiene la más alta aprobación dentro del PAN-  y comienza a tocar los temas relativos a la consistencia programática e ideológica de la propuesta que encabezaría.

    Además, como ocurrió hace dos semanas, introduce el asunto de que la ocupación del espacio público de la anticorrupción no será únicamente de AMLO. La honestidad es asociable, también, a la figura de Zavala tanto como lo es la anticorrupción, al menos retóricamente, a la del político tabasqueño.

    El matiz que presenta como proposición de Zavala lo que AMLO sitúa como la reacción en torno a uno de los tres temas principales del momento -además la inseguridad y el tema del empleo/ingreso- no es una mera sutileza en el inicio de una nueva etapa de construcción de Zavala.

    Un elemento diferenciador será la naturaleza del ánimo con que los precandidatos presentan sus propuestas y el carácter obstinado, a debatir, de AMLO o la serena frescura de Zavala, en el énfasis que comenzó a presentar.

    Cuando AMLO fue percibido y el público vacilante persuadido de ello, como “un peligro para México” éramos diez años menos experimentados.

    Ahora podríamos ver, o no por supuesto, al conjunto de operaciones y tácticas ocurridas en 2006 como una combinación de legítimas maniobras de guerra propagandística.

    Había un espacio de polarización apoyado por el propio tono de la retórica del tabasqueño, por el nervioso decaimiento del PRI, así como por la presencia de un conservadurismo que comenzó a generar angustia y alcanzó a articularse publicitariamente.

    Ya teníamos en 2006 registro de la accesibilidad de la transición, experiencia ciudadana respecto de un sexenio de administración pública dirigido por la democracia cristiana y por la democracia social, para el caso de la capital del país, así como la observación de una cantidad enorme de recursos que en el debate equilibraban lo percibido en ambas porciones de la segmentación partidaria.

    En la entrevista con El Universal, la precandidata Zavala advierte de la reorganización del PRI y de la conveniencia de que el PAN no se quede atrás.

    La velocidad de los reagrupamientos y de su proyección pública obliga al panismo y a su precandidata más visible.

    Aunque la encuesta de Reforma parece reacomodar las preferencias a favor de Ricardo Anaya, está claro que el mensaje de la comunidad al interior del PAN puede ser claramente diferenciado de la percepción exterior del PAN frente a Zavala y Anaya: ¿se votaría mejor por Anaya que por Zavala?, ¿creíble?

    Es poco vendible ahora que AMLO es un peligro para México; por el contrario, es momentáneamente verosímil que Zavala lo es para el tabasqueño.

    Ambos constituyen un peligro mayor para el PRI: ¿qué ofrecerá este partido ante la probable concentración del interés entre la democracia cristiana y la socialdemocracia parcialmente representada por AMLO?

    ¿Qué decir del PRD que debió aplazar quince días su proceso para elegir a su nuevo dirigente y de Mancera -o mejor, Héctor Serrano- quien busca imponer al (la) responsable de ese partido teniendo él mismo la menor tasa de aceptación de la historia para un gobernante electo en la CDMX según datos que podríamos intentar infructuosamente contrastar con las opiniones en cualquier reunión de esta capital?

    En el PRI el presidente decide, en el PRD, un puñado de expresiones. Veremos.

    WGA

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Perfil Morelense
  • Condusef
  • Perfil Morelense
  • Capital Morelos Capital Morelos
  • CAPITALMEDIA