• Capital Morelos
  • Capital Morelos
    • Suscríbete >

    • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Salvador Guerrero Chiprés
  • Resistente inseguridad

  • ¿Existe manera de elevar la seguridad y la percepción de seguridad en México?

  • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Torpedea a la percepción ya dañada de seguridad la evidencia de que presiones políticas asociadas con violencia o intentos de organismos criminales de controlar segmentos del gobierno, conduzcan, como muy probablemente ocurrió de acuerdo a la información publicada, al asesinato de dos alcaldes.

    ¿Existe manera de elevar la seguridad y la percepción de seguridad en México?
    A ambas preguntas la respuesta es afirmativa.

    Los crímenes en contra del alcalde perredista de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte así como de cinco personas más en San Juan Chamula, entre ellos el edil, ex priista convertido para su segundo periodo al Partido Verde Ecologista de México, Domingo López González, desmantelan la continuidad de cualquier optimismo.

    Entre más detalles se conocen acerca de la alerta recibida por la Secretaría de Gobernación, la PGR, las autoridades al frente de la Comisión Nacional de Seguridad, los gobiernos estatales de Guerrero y Chiapas, en ambos casos, especialmente en el de Soto Duarte, más evidencia parece arrojarse sobre la vulnerabilidad incluso de las autoridades ante a la inseguridad en su forma de violencia asesina.

    Contra Soto dispararon casi 600 veces.

    El titular de la Segob y precandidato y puntero ante presidencial, Miguel Ángel Osorio Chong, el líder del PRD, Ricardo Anaya, el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambranpo, entre otros líderes políticos y de opinión, repudian los crímenes.

    A esa manifestación deberá seguir una determinación institucional que entregue resultados sobre esos casos y decenas de otros reveladores de la resiliencia de la inseguridad mexicana.

    También atenta contra la probabilidad de restituir niveles aceptables de credibilidad en las autoridades la hipótesis de que, si hay instituciones tan serias como el INEGI y el CONEVAL en disputa para determinar, evolución o rezagos en materia de pobreza por cuestiones metodológicas, haya la probabilidad de que los mismos problemas de medición existan para determinar qué está ocurriendo en México en materia de seguridad.

    Incluso las fuentes periodísticas, con menor deterioro de imagen que la experimentada por las autoridades tienen problemas en sus formas de medir, percibir, organizar los datos. Solamente un ejemplo pertinente en relación con los asesinatos de alcaldes en México.

    Der acuerdo a la primera plana de La Crónica se han registrado 79 homicidios de alcaldes en 10 años; de acuerdo con la primera plana de Milenio el número asciende a 45.

    Otro diario de influencia Nacional, La Jornada, da cuenta, el lunes pasado, de los asesinatos ocurridos en Morelos durante la gestión de Graco Ramírez en que se ha aplicado el esquema de Mando Único y se ha destinado un muy importante esfuerzo institucional para contener el fenómeno de la inseguridad ante formas de operación de los actores políticos que no abonan al
    crecimiento de la confianza ciudadana.

    En esa entidad, como en otras donde continúa registrándose un muy alto número de homicidios dolosos y culposos, persisten amplias “ventanas de oportunidad” para demostrar que las políticas públicas son las adecuadas y, simultáneamente, evidenciarlas con una comunicación social adecuada.

    De tal manera las respuestas afirmativas a la probabilidad de mejorar la inseguridad se deben detallar en torno a los temas de la organización del gobierno, de su capacidad de comunicar sus acciones y de la reorganización del gasto y de los equipos de trabajo en torno a planes y programas verificables como más eficaces.

    En todos los espacios se crean nichos de mediocridad, corrupción, confort, “ceguera de taller”, pago de cuotas dentro o fuera del régimen y formas de nepotismo, todo lo cual debe comenzarse a desmantelar aun antes de la transición que se verificará en 2018.
    confianzafundada.mx

    WGA

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Perfil Morelense
  • Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Media Digital