• Capital Morelos
  • Capital Morelos
    • Suscríbete >

    • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Toluca
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital Edo. Méx.
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Capital Digital
  • Perfil Morelense

  • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • LASTRE

    Un político pitoniso de buen nivel –fue gobernador de su estado–, me dijo después de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, en Iguala: “el Presidente va a cargar toda su vida con un fardo muy pesado sobre sus espaldas con lo que ocurrió en Guerrero. Pudo haberse despojado de él si hubiera castigado a quienes tuvieron que ver. Por omisión y por otros delitos. Pero prefirió cubrirlos. Aquí va a comenzar su debacle”.

    Después, Peña hizo una declaración en Guerrero, que fulminó los oídos de los presentes, que primero se resistían a creer y después criticaron ácidamente: “Quiero convocarles para que con su capacidad, con su compromiso con su estado, con su comunidad, con sus propias familias, hagamos realmente un esfuerzo colectivo para que vayamos hacia delante y podamos realmente superar este momento de dolor”.

    El lunes de esta semana, Buendía Y Laredo publicó una encuesta en la que reprueba al Primer Mandatario y en la que sin decirlo, aconseja a los aspirantes a puestos de elección popular a realizar actos de campaña sin acudir más que a sus propios logros. No es posible escudarse en el Presidente de México, ni confiar más en su ayuda, a menos que esta se dé en la más absoluta discreción.

    La gente no acaba de sorprenderse con los actos de corrupción, cuando ya está otro en los noticieros. La tolerancia a estos, la ausencia de aclaración convincente, la absoluta falta de castigo a quienes los causan, la exhibición de los atuendos presidenciales (de la esposa en los viajes diplomáticos) y cosas por el estilo, son las que han provocado el descrédito y acabado con la conciencia de los mexicanos, que ya no creen en nada.

    La entonación del Himno Nacional por la recaptura del Chapo, lejos de causar buena impresión, acabó por motivar su menosprecio a nuestros flamantes funcionarios erigidos en cantantes y por criticar la ridiculez del acto. La visita del Papa Francisco a México sólo concentró a los creyentes en la figura del Purpurado, sin acordarse para nada de las autoridades que hubieran hecho posible su presencia.

    La tolerancia a los políticos que dejaron las arcas de los estados que gobernaron totalmente vacías, se ha convertido en una burla para los mexicanos que desearían ver a estos delincuentes tras las rejas. No a uno para escarmiento de los demás –Con todo y eso, los escarmentados se llevan todo–; sino a todos los que ahora compiten por dejar temblando de flaqueza esas cajas de caudales.

    Los mexicanos quieren otro México. No uno como éste, en el que la mayoría de nuestros políticos tratan de aventajar al de enfrente, pero sólo en llevarse más. Al fin que todos son impunes.

    ARMANDO RÍOS RUIZ

    @Capital_Morelos

    DSK

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Condusef
  • Perfil Morelense
  • Capital Morelos Capital Morelos
  • 2017 © Capital Media Group