• Capital Morelos
  • Capital Morelos
    • Suscríbete >

    • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Capital Digital
  • Perdón tardío

  • Los mexicanos están en situación de rechazo a un partido que, sienten, los ha lastimado

  • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Para muchos, el perdón tardío solicitado por el Presidente Peña Nieto, tiene varias intenciones: ganar algo de confianza; redimir a su partido, después de la demostración ciudadana de repudio y un intento por ubicarlo nuevamente en el ánimo de los votantes.

    Pero ninguno de los tres propósitos es fácil, ya que los mexicanos están en situación de rechazo a un partido que, sienten, los ha lastimado, desde que el Primer Mandatario asumió el cargo, hace tres años y medio.

    No es suficiente pedir perdón por la afrenta que generó la casa blanca. En ese caso, la petición debió estar acompañada también por el castigo correspondiente. En todo caso, igualmente habría que pedir perdón por un sinnúmero de pifias y omisiones cometidas en el tiempo que lleva este sexenio.

    Los mexicanos están severamente lastimados por muchos desaciertos. Lo de la casa blanca es sólo uno de tantos. Muchos dicen que el peor sexenio que les ha tocado vivir es precisamente éste. Y no sólo por las fallas, sino también por tantas y tantas ausencias.

    En todo caso, habría que pedir perdón también por la intromisión del gobierno mexicano en el caso Moreira, cuya exoneración en España fue litigada, solicitada por altos funcionarios que lograron tal propósito, ante la conciencia incrédula de nuestros compatriotas, también lastimados por los hechos ocasionados en Coahuila, cuando el político norteño fue su gobernador.

    Habría que pedir perdón por Fidel Herrera Beltrán, de quien se asegura, permitió el paso a los Zetas en Veracruz y dejó una deuda multimillonaria que acabó de engrosar nada menos que su sucesor, Javier Duarte, un político que tiene más perfil de delincuente.

    Tampoco es suficiente enjuiciar a Roberto Borge, gobernador de Quintana Roo; Javier Duarte, de Veracruz y César Duarte, de Chihuahua. Habría que ir mucho más allá y pedir perdón por actuar, igual que el perdón solicitado el lunes, tardíamente en el caso de los 43 desaparecidos en iguala, hace casi dos años.

    Debió pedir perdón por las autoridades del estado de Guerrero, que fueron omisas en muchos puntos y cuyas declaraciones no correspondían a los hechos. Si de pedir perdón de trata, pues quedó corto. Seguramente, el hecho, más que sacudir conciencias a favor del tricolor, despertará críticas muy ácidas en contra.

    Habría que pedir perdón por los escasos resultados en el combate al crimen. (¿Cuál combate? Podría preguntar alguien). Los mexicanos lo  merecen, pues han tenido que soportar los embates de la delincuencia, que no amaga, sino actúa sin medir consecuencias y a sus anchas, casi por deporte, sin que autoridad alguna sea capaz de someterla.

    ariosruiz@gmail.com

    WGA

     

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Perfil Morelense
  • Lo Blanco y lo Negro
  • Capital Morelos Capital Morelos
  • CAPITALMEDIA