Capital Morelos
UnidadInvestigación
| | |

Obras que sanan y remedian

Crédito:
Actualmente, Morelos cuenta con 56 plantas de Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales
10 de Agosto 2016
|

Hace algunos días tuvimos la oportunidad de realizar un recorrido por cuatro Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales del estado: una de ellas ubicada en Cuernavaca, la de Acapantzingo, y las otras tres en el municipio de Tepoztlán: Acolapa, colonia Obrera y Texio.

Resultó gratificante, como representante de esta dependencia, escuchar los testimonios de los vecinos de Acolapa, quienes reconocieron que desde hace 20 años, cuando se puso en marcha esta planta de tratamiento, nunca antes había funcionado mejor sino hasta que la Comisión Estatal del Agua se hiciera cargo de su manejo, lo cual ocurrió al inicio de 2016.

Actualmente, Morelos cuenta con 56 plantas de Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales, de las cuales, 49 se encuentran trabajando de manera adecuada. La cifra contrasta con la que se encontró en 2012, al inicio de esta administración, cuando de las 47 plantas con que las que contaba la entidad, sólo funcionaban 25.

Sin embargo, de nada serviría contar con estas unidades de tratamiento de aguas negras si no existiera una red de colectores que se encargaran, precisamente, de llevar dichas descargas hasta las plantas tratadoras.

Por eso otra parte importante de esta política pública es la construcción de colectores marginales que recojan las descargas y que las lleven a las plantas de tratamiento, en vez de que se descarguen a nuestros ríos y barrancas. Esto a la larga permitirá recuperar su calidad.

Ejemplo de esto es lo que hicimos en Chapultepec en Cuernavaca donde colectamos 12 descargas de aguas negras que iban a la barranca, en Cuautla con el colector localizado bajo el puente Carlos Pacheco y los dos kilómetros entre las colonias La Trinchera y Juan Morales.

Con la primera obra se evitó que 50 litros por segundo de agua residual contaminaran el río Cuautla, en tanto que con la segunda, se captaron 110 descargas de aguas negras, que se vertían directamente al afluente.

Tenemos que recuperar nuestros ríos y barrancas, por nosotros, por un mejor medio ambiente, por mejores condiciones de salud para la población, por un mayor aprovechamiento de las aguas tratadas para el riego de los campos y por un mejor uso de los recursos hídricos con los que cuenta el estado de Morelos.

WGA

Encuentra más notas sobre

Más de Opinión