Capital Morelos
UnidadInvestigación
| | |

Matrimonio "gay"

Crédito:
Traerá varias consecuencias la iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto
20 de Mayo 2016
|

La iniciativa del Presidente Peña Nieto, de reformar la Constitución y el Código Civil federal, con el propósito de reconocer el matrimonio de personas del mismo sexo, traerá varias consecuencias, desde la modificación de la definición de matrimonio de acuerdo con el Derecho, hasta de tipo psicológico, cuando se consume la adopción a la que tendrán acceso las parejas.

Tal medida ha despertado polémica entre organizaciones de padres de familia conjuntamente con la Iglesia, que no aceptan que personas del mismo sexo tengan derecho al matrimonio, porque tal condición está reservada a individuos de sexo diferente. Es decir a hombre con mujer y por considerar que lo que no sea de esa manera es un disparate.

El Derecho dice que el matrimonio es la unión de dos personas de diferente sexo para ayudarse con las cargas de la vida y para continuar la especie. Tal definición será inexacta, una vez que el Congreso apruebe la iniciativa, ya que dos personas del mismo sexo no pueden procrear.

La Iglesia y algunas organizaciones juzgan que el matrimonio homosexual es contra natura, mientras otro tipo de organismos defienden, porque la ley debe ser igual para todos. Las congregaciones de homosexuales ven en las reformas un triunfo buscado durante muchos años de protestas, en las que han planteado se reconozca su derecho al matrimonio.

Ahora, no sólo les será reconocida esa facultad, sino también la de adoptar. En esta parte estoy de acuerdo con grupos de juristas y otras instituciones que reprueban que personas de igual sexo que viven en pareja, con todas las de la ley y sin esta condición, adopten infantes y los eduquen como una pareja conformada por hombre y mujer.

Está científicamente demostrado que cuando un matrimonio es interrumpido por desavenencias de cualquier tipo y deriva en el divorcio, los niños sufren desajustes mentales que se reflejan negativamente durante toda la vida. Está demostrado que cuando uno de los cónyuges abandona la casa, los niños, aunque aún no tengan uso de razón, registran el hecho y los efectos perduran siempre, no obstante que el que se ausentó regrese.

He tenido oportunidad de conocer a hijos de homosexuales que registran conductas diferentes, a partir de saber que su progenitor no es “normal”. Como aquél que se dedicaba a asesinar a homosexuales, por el solo hecho de serlo. Es decir, sin necesidad de que éstos agraviaran y mucho menos a quien acechaba en contra de ellos.

Luego entonces, ¿cómo serán las reglas de educación que deberán observar las parejas de homosexuales cuando eduquen a sus adoptados, para evitar que estos se conviertan en indeseables al crecer?

ariosruiz@gmail.com

Encuentra más notas sobre

Más de Opinión