• Capital Morelos
  • Capital Morelos
    • Suscríbete >

    • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • tiranos
  • Héctor Horacio Campero Villalpando
  • La tiranía a la luz de la filosofía política

  • La tiranía fue calificada por Platón como la mayor enfermedad que puede padecer un Estado.

  • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Leo Strauss nos dice que “la filosofía política consiste en el intento de adquirir conocimientos ciertos sobre la esencia de lo político y sobre el buen orden político o el
    orden político justo, y esta rama de la filosofía nace desde la más remota antigüedad.

    Uno de sus temas de estudio fue, desde Platón, las formas de gobierno y de entre ellas la tiranía, que fue calificada por él como la mayor enfermedad que puede padecer un Estado.

    En “La República”, Platón estudia la tiranía como gobierno y también la personalidad del tirano. “El tirano enemigo de la ley y de la razón, situado por un cortejo de deseos y de esclavos y rastreros, está colocado a la extremidad de los placeres falsos”.

    Por su parte, Aristóteles en “La Política” señala que los tiranos han surgido de los demagogos que se han ganado la confianza del pueblo calumniando a los notables. La tiranía no mira en nada al bien común, sino en provecho personal, Las ambiciones del tirano son las riquezas y su guardia es de mercenarios.

    En este sentido, Montesquieu nos dice en “Espíritu de las Leyes” que hay tres especies de gobiernos: el Republicano, el Monárquico y el Despótico. “El gobierno republicano es
    aquel en que el pueblo, o una parte del pueblo, tiene el poder soberano; otro, que el gobierno monárquico es aquel en que uno solo gobierna, pero con sujeción a leyes fijas y
    preestablecidas y, por último, que en el gobierno despótico, el poder también está en uno solo, pero sin ley ni regla, pues gobierna el soberano según su voluntad y sus caprichos”.

    Asimismo, cuando Montesquieu se refiere al gobierno despótico, que lo asimila a la tiranía, nos dice que ”resulta de la naturaleza misma del poder despótico, y se comprende bien, que estando en uno solo encargue a uno solo de ejercerlo. Un hombre a quien sus cinco sentidos le dicen continuamente que él lo es todo y los otros no son nada, es
    naturalmente perezoso, ignorante, libertino. Abandona, pues, o descuida las obligaciones.

    “…En los gobiernos despóticos, la índole del gobierno exige una obediencia extremada; una vez conocida la voluntad del príncipe, infaliblemente debe producir su efecto como una bola lanzada contra otra debe producir lo suyo.”

    Aristóteles señala que para la conservación de la tiranía, ésta debe truncar a los que sobresalen, no permitir asociaciones y no debe permitir la existencia de escuelas.

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Condusef
  • Perfil Morelense
  • Perfil Morelense
  • Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Media Digital