Capital Morelos
UnidadInvestigación
| | |

La canícula y sus efectos en Morelos

Crédito:
Durante este lapso de cuarenta días se incrementan las temperaturas y disminuyen las precipitaciones
20 de Julio 2016
|

La canícula o veranillo es un periodo que se presenta a la mitad de la temporada de lluvias. Durante este lapso de cuarenta días que inicia a finales de julio y concluye en agosto se incrementan las temperaturas y disminuyen las precipitaciones.

El efecto de la canícula es distinto dependiendo la zona del país: al sur se siente en mayor medida, en la zona centro es menor y en el norte también, pero se intensifica en la península de Yucatán y en algunos estados del Golfo de México y del Pacífico Sur.

Morelos no está exento de este fenómeno, el ejemplo más reciente de ello fue 2015 donde vivimos una sequía en julio y agosto con una disminución de las precipitaciones que causaron efectos en la agricultura.

De acuerdo con lo emitido por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), en Morelos el veranillo incrementará las temperaturas y disminuirá las precipitaciones.

Este pronóstico se ha confirmado en los últimos días de este mes al registrase una disminución importante de las precipitaciones, a diferencia de junio donde llovió un 30 por ciento por encima del promedio histórico.

Los efectos de la canícula ya se sienten en el sur del estado con un incremento de las temperaturas que han oscilado entre 34 y 35 grados en Amacuzac, Puente de Ixtla, Tlaquiltenango y Axochiapan.

En Jojutla y Zacatepec el termómetro ha registrado valores de 33 y 34 grados; en la zona de Cuautla se han alcanzado los 32 y 33 grados, mientras que en Cuernavaca y en su zona metropolitana como Jiutepec, Zapata, Temixco y Xochitepec se han alcanzado 31 grados centígrados.

En mayo del año en curso el coordinador del Programa de Cambio Climático de la UNAM, Carlos Gay, dijo que es probable que 2016 rompa el récord como el año más cálido de la historia en nuestro país al señalar que los cuatro primeros meses del año y los últimos tres de 2015 rompieron sus récords históricos de temperaturas.

Sin duda esta tendencia traerá consecuencias no solo en el incremento de las temperaturas, también en la demanda de agua en la población, así es que debemos tomar conciencia y hacer un uso más eficiente de ella.

No se puede dejar de hacer un llamado a toda la población a que tomen conciencia de la situación porque sin duda el clima y el patrón de precipitaciones se han alterado por lo que debemos adaptarnos a las nuevas circunstancias. #AguaParaTodos, #DejaHuellaYCuidaDeElla.

Encuentra más notas sobre

Más de Opinión