Capital Morelos
UnidadInvestigación
| | |

JAVIER BARROS SIERRA, RECTOR DE LA UNAM Y DEFENSOR DE LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA

Crédito:
El 1° de agosto el rector de la UNAM Javier Barros Sierra, encabeza una gigantesca marcha de duelo de más de 80 mil personas.
31 de Julio 2017
|

Los días 22 y 23 de julio de 1968 se enfrentaron, en un pleito callejero, alumnos de las vocacionales 2 y 5 del Instituto Politécnico Nacional y los de la preparatoria Isaac Ochoterena, muy cerca de la Ciudadela, en la Ciudad de México, que fue el detonante del mayor movimiento estudiantil en la historia de México, cuyo desenlace aun nos entristece.

El día 29 el conflicto sigue escalando y ahora hay enfrentamientos con las fuerzas policiacas que derivarán en una persecución de estas de estudiante que se refugian en la Preparatoria de San Ildefonso y el día 30 interviene el ejército y con un disparo de bazuca destruyen la puerta de la Preparatoria I y toman las preparatorias 2, 3 y 5 de la UNAM y la Vocacional 5 del IPN.

Esos hechos originarián, ante la actitud represiva policíaca y del ejército, que surgiera un movimiento que se convertiría en demandas democráticas, entre ellas diálogo público, libertad para los presos políticos, desaparición del cuerpo de granaderos, destitución de jefes policiacos, derogación de los artículos 145 y 145 bis del Código Penal Federal, relacionados con el delito.

El 1° de agosto el rector de la UNAM Javier Barros Sierra, encabeza una gigantesca marcha de duelo de más de 80 mil personas, por los estudiantes caídos y la violación de la autonomía universitaria; al inicio de ésta, Barros Sierra declara: “Se juegan en esta jornada no sólo los destinos de la Universidad y el Politécnico, sino las causas más importantes, más entrañables para el pueblo de México”.

Al regresar a Ciudad Universitaria, el Rector pronuncia un discurso en el cual afirma: “Nuestra lucha no termina con esta demostración…Necesitamos demostrar al pueblo de México que somos una comunidad responsable, que merecemos la autonomía, pero no sólo será la defensa de la autonomía la bandera de nuestra expresión pública: lo será también la demanda, la exigencia por la libertad de nuestros compañeros presos, la cesación de las represiones.

En la medida en que sepamos demostrar que podemos actuar con energía, pero siempre dentro del margen de la Ley […] afianzaremos no sólo la autonomía y las libertades de nuestra Máxima Casa de Estudios Superiores, sino que contribuiremos fundamentalmente a las causas libertarias de México”, dijo Javier Barros Sierra.

Dos meses después lamentablemente, en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco tuvo lugar la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968.

Encuentra más notas sobre

Más de Opinión