• Capital Morelos
  • Capital Morelos
    • Suscríbete >

    • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Cuartoscuro
  • Capital Digital
  • Ignorancia

  • Por: Armando Ríos Ruiz

  • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Hay muchos mexicanos que sienten necesidad y hasta responsabilidad por acudir a las urnas en tiempos electorales y emitir su voto por el partido con el que simpatizan. Sienten necesidad de cumplir con una obligación cívica. Creen que su voto puede ser decisivo, determinante. Qué bueno que así ocurra, aunque también, otros se resisten a depositar el suyo, porque están seguros de que no sirve de nada, pues de todas formas ganará el partido más fuerte, el que más chapuzas pueda hacer porque tiene más dinero.

    Hace poco, un pro-panista que jamás ha sabido explicar por qué lo es;  por qué defiende a capa y espada, contra viento y marea al blanquiazul, me dijo: “yo creo que sería bueno votar por la señora Zavala, ¿no? Un servidor le contestó que votara por quien quisiera, pero que era preferible razonar su voto y tratar de pensar quién conviene más a México, por quien los políticos sólo se ocupan en tiempos de efervescencia, como ahora. Le dije también que no era forzoso votar por un partido, porque éstos ya han hecho demasiado daño a nuestro país.

    Le comenté que nuestros Sistema Político ya era obsoleto y que los partidos políticos se habían convertido en empresas generadoras de grandes recursos para quienes los manejan. En suma, que estaban rebasados y era hora de pensar en una forma diferente de elegir. Para mi amigo no había otra que votar por los partidos, porque son los únicos que pueden cobijar a un candidato, bueno o malo. Insistí en que no se trata de votar por el menos peor, sino por alguien que de veras valga la pena.

    Señalé inclusive que si en su análisis llegaba a la conclusión de que el mismo Peje tenía los atributos suficientes para ayudar a este país, asesinado por tantas generaciones de políticos corruptos, que no lo pensara más. En suma, que no votara sólo por votar, porque el candidato pertenecía al partido que más lo inquieta, sino que votara por México o por el bien de México. De inmediato respondió que no votaría por el tabasqueño, ni porque le pusieran una pistola en la cabeza.

    Pero preguntó con los ojos muy abiertos: “¿Cómo más?” Le contesté que ahora hay candidaturas independientes, con políticos que desean realmente algo diferente para México y para los mexicanos. Que son la exposición del hartazgo que viven muchos compatriotas, cansados de lo mismo, de ver en cada elección las carretadas de dinero que se tiran para llevar al poder a un solo individuo, de quien sabemos de sobra, hará todo lo posible por salir del cargo inmensamente millonario y además, sin dar una solución a los problemas que destruyen a nuestro pueblo.

    No sabía que hay candidaturas independientes.

    ariosruiz@gmail.com

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Perfil Morelense
  • Perfil Morelense
  • Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Media Digital