• Capital Morelos
  • Capital Morelos
    • Suscríbete >

    • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Cuartoscuro
  • Capital Digital
  • Frente amplio

  • Por: Armando Ríos Ruiz

  • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Dicen los empresarios que para que una sociedad integrada por dos individuos camine sin tropiezos, uno debe ser consentidor y bonachón. Esta situación convierte al otro en dominador y abusivo, quien en corto tiempo acaba por imponer su ley. Esta es una de las razones por la que las sociedades no prosperan.

    Lo anterior viene a colación por lo que ocurre en los partidos políticos, que hace poco empezaron a acariciar la idea de asociarse con la finalidad de ganar las elecciones de 2018, para Presidente de la República, gracias a la conformación de un frente integrado por partidos que coincidan en que si se suman, juntarán más gente para derrotar al PRI.

    La idea ha sido expuesta en diversos foros, por el PAN y por el PRD, dos organismos diametralmente opuestos en sus ideales, más no en sus avidez ni en sus inclinaciones. Dos partidos que en sus orígenes fueron concebidos para servir a diferentes causas peleadas entre sí, gracias a doctrinas que, como el agua y el aceite, no pueden revolverse, salvo que el interés prevalezca por encima de la razón.

    El frente, concebido por el PAN y por el PRD habla de la participación de otros partidos de oposición, “para lograr la transformación del país”, en el que se incluyan “actores políticos, sociales y académicos que permitan sacar al PRI y darle a México un gobierno de coalición”, para citar textualmente. ¿Eso es lo que quieren los mexicanos? Lo que se ha visto es diferente.

    Lo que se palpa es un hartazgo hasta el tuétano, provocado por los partidos, que han abusado sin escrúpulos y cada vez con un cinismo que no tiene precedente. Que participan en una competencia de derroche económico en las elecciones y que no tienen empacho en dilapidar en dádivas en efectivo y en la adquisición de artículos para regalo a los votantes, en el ejercicio de compra de conciencias. Y una vez gobierno, las mismas prácticas.

    Los partidos mencionados piensan sólo en echar al PRI de Los Pinos, más no en un cambio efectivo. Igual que el mesías de Morena, que pregona un cambio, pero de personas en el poder, no de fondo, en lo que se refiere a la partidocracia y a un sistema político que ya no funciona, que está rebasado.

    Como en las sociedades empresariales, ¿qué socio dará su consentimiento para que el otro encabece la candidatura, cuando todos creen que tienen capacidad y derechos para merecer tal honor?  Es conveniente la conformación de un frente amplio, pero con ciudadanos, organismos políticos y candidaturas independientes que acaben con los achaques centenarios. Hay que transformar al país en otro, libre de corrupción e impunidad, que produzca envidia. No vergüenza.

    ariosruiz@gmail.com

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Perfil Morelense
  • Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Media Digital