• Capital Morelos
  • Capital Morelos
    • Suscríbete >

    • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Cortesía
  • Capital Digital
  • EL DEDO DEL PEJE

  • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Por Armando Ríos Ruiz

    Para muchos, no es posible imaginar cómo el Peje López Obrador ha conquistado la voluntad de un buen número de mexicanos, cuando la sarta de mentiras que diariamente profiere tiene una luz que brilla tanto como el Sol. Que son tan notorias por sonoras y visibles, que hasta el sordo y el ciego pueden interpretarlas.

    Seguramente hay que pensar en la conveniencia. No es difícil cavilar en que muchos políticos han corrido a su lado, porque son mejores maromeros que los que actúan en los circos. Trapecistas de tal condición, que son capaces de lanzarse del trapecio más alto y caer parados. Las ideologías quedan a un lado. No importan. El chiste es tener la oportunidad de ir tras el hueso que tiene en la mano el ovejero y lamérsela cuando lo suelte.

    Hay que ensalzar los desplantes del jefe para permanecer en su gracia. Hay que aplaudir la decisión del dedito y sonreír con el elegido como si de veras fuera gracioso, como lo acaban de hacer dos de los aspirantes al gobierno de la Ciudad de México, que mostraron el marfil de oreja a oreja, una vez que se anunció el resultado de una encuesta que ellos mismos saben no se realizó. Pero hay que sonreír como retrasado mental, para merecer la bendición.

    Dice un politólogo que el tabasqueño no será Presidente de México, porque ha cometido varios errores importantes. Uno de ellos es haber designado candidata al gobierno del estado de México, a Delfina Gómez, con poca oportunidad de ganar, pero con el respaldo de Andrés Manuel, quien prácticamente le hizo la campaña.

    Según mi amigo, debió elegir a Alejandro Encinas. Sin embargo prefirió a la maestra porque es más dócil y no brilla con luz propia. “Al Peje –aseguró–, le disgusta la gente que sabe tomar decisiones por su voluntad, sin recurrir a él. Que en un momento determinado demuestra que no necesita consejos de nadie para actuar y para dar soluciones; que sabe conducirse por sí misma”.

    Pero el peor error, sentencia, es haber hecho a un lado a Ricardo Monreal e imponer a Claudia Seinbaum en la vitrina de la candidatura a jefa de gobierno de la capital azteca. Dice que el zacatecano ha demostrado una madurez política a toda prueba, una gran preparación y mucha experiencia en esas lides y desdeñarlo tendrá un costo muy alto. Prefirió elegir con el corazón que con la cabeza.

    Externó: “si en el PRI hubiera gente inteligente, deberían devolver a Monreal la oportunidad que le quitó cuando quiso ser gobernador de Zacatecas y ahora ofrecerle la candidatura de la Ciudad de México, mientras decide qué hacer con su futuro”. “Con Claudia –aseveró–, hay muchas posibilidades de que Morena pierda”.

    ariosruiz@gmail.com

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Perfil Morelense
  • Perfil Morelense
  • Perfil Morelense
  • Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Media Digital