• Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Especial
  • Notimex
  • Camino Difícil

  • Capital Morelos Capital Morelos Capital Morelos
  • Armando Ríos Ruiz

    Nadie imaginó que las candidaturas independientes a diferentes cargos de elección popular estuvieran tan asediadas, que para  muchos se convertirían en actitudes de choteo. La verdad es que bastantes registraron su intención, cansados de los partidos y de los políticos que, como siempre, sólo han exhibido ineptitud y avidez enfermiza por el dinero.

    Pareciera que quienes militan en la cada vez más inmunda partidocracia no tienen capacidad para darse cuenta del inmenso repudio en su contra. O será que lo advierten, pero prefieren aferrarse al dinero hasta lo último, en espera de que lo que les reparten para campañas y para otros gastos, quede para compartirlo entre los que se mantengan activos.

    La multitud de aspirantes a dirigir el destino de México desde diferentes ángulos, es reflejo de la aversión a un sistema político que ya no opera por extremadamente corrupto. Porque cansó la costumbre de los políticos, de hacerse multimillonarios mientras el pueblo permanece paupérrimo y embobado ante su deslumbrante riqueza mal habida. Porque irrita la actitud de quienes procuran justicia, que permiten la impunidad de los anteriores porque perro no come perro.

    Ochenta y seis se registraron para buscar la Presidencia como candidatos sin partido. Doscientos cuarenta para diputados federales y 38 para senadores, parte importante de la ciudadanía que expresa ese cansancio representado por 90 por ciento de habitantes de este país, que ya no quiere saber nada de los partidos.

    Pero quienes diseñaron esta oportunidad que no lo es, tuvieron a bien no olvidarse de trabas descomunales que los aspirantes tienen que salvar, lo que hace casi imposible llegar al final, principalmente a quienes desean convertirse en presidente de este país.

    Primero, deben reunir 866 mil firmas para obtener el pase a la candidatura, con un diseño tortuoso, mediante el uso del teléfono celular que operará mediante un software en el cual se insertará la fotografía de la credencial para votar y que como siempre que se usan los modernos sistemas computarizados, no estará exento de ser manipulado. Ojalá haya respeto a la operación.

    Luego, mientras los partidos usarán miles de millones de pesos que les permitirán realizar campañas muy costosas e invertir en la compra de votos y en regalos como despensas, tinacos, artículos de construcción y otros, los independientes no recibirán un peso, pero les permitieron reunir hasta 33 millones como tope, para realizar su esfuerzo, lo que los coloca en una competencia absolutamente desventajosa.

    Lo anterior, para mencionar sólo un poco. Pero finalmente, el pueblo tendrá la palabra.

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Perfil Morelense
  • Perfil Morelense
  • Perfil Morelense
  • Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Media Digital