Capital Morelos
UnidadInvestigación
| | |

46 aniversario de Conacyt

Crédito:
26 de Diciembre 2016
|

A pesar de que cada año se repite el debate de la necesidad de que México incremente la inversión, en ciencia y tecnología ya que es clave para el desarrollo nacional, seguimos siendo el país que ocupa el último lugar en este rubro de los países miembros de la OCDE.

Dentro de los países que han desarrollado un alto gasto del PIB en ciencia y tecnología, podemos destacar: República de Corea 4.15, Israel 4.09, Japón 3.47, Suecia 3.31, Finlandia 3.30, Dinamarca 3.08, Estados Unidos 2.73, Eslovenia 2.60, Federación de Rusia, México 0.50

Todos los países desarrollados y altamente competitivos logran estos niveles de bienestar social gracias a su capacidad de investigar y generar conocimiento que se transforma en servicios y productos exitosos que generan a su vez empleos, emprendimiento y bienestar social.

Consciente nuestro país de atender esta prioridad, el 23 de diciembre de 1970, se creó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología por disposición del H. Congreso de la Unión, publicándose el 29 de diciembre de 1970 la Ley orgánica, como un organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal, integrante del Sector Educativo, con personalidad jurídica y patrimonio propio. También es responsable de elaborar las políticas de ciencia y tecnología en México. En contraste con la importante participación económica que tiene México en el mundo, persiste un rezago en el mercado global de conocimiento. Algunas cifras son reveladoras de esa situación: la contribución del país a la producción mundial de conocimiento no alcanza el 1% del total; los investigadores mexicanos por cada 1,000 miembros de la población económicamente activa, representan alrededor de un décimo de lo observado en países más avanzados y el número de doctores graduados por millón de habitantes (29.9) es insuficiente para lograr en el futuro próximo el capital humano que requerimos.

Como lo señala el Plan Nacional de Desarrollo, para que seamos un mejor país debemos continuar incrementando el apoyo al sistema de universidades públicas y privadas, crear y desarrollar centros de investigación científica, mejorar la calidad de la educación superior y contar con el capital humano innovador que vitalice a todas estas instituciones.
En los hechos durante la vigencia del Plan, hemos hecho todo lo contrario.

El Conacyt tiene como misión lograr que México participe activamente en la generación, adquisición y difusión del conocimiento a nivel internacional, tratando de alcanzar el 1% del producto interno bruto en ciencia y tecnología.

Encuentra más notas sobre

Más de Opinión