Capital Morelos
UnidadInvestigación
| | |

Reconoce ALDF a Morelos por aprobar el matrimonio igualitario


El amor no tiene color, no tienes sexo, es sólo amor: Graco Ramírez
Crédito: , ,
|
30 de Mayo 2016
|

Por aprobar el matrimonio igualitario y garantizar los derechos de la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Transgénero, Transexual e Intersexual (LGBTTTI), la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) reconoció al gobierno del estado de Morelos.

Fue mediante un Punto de Acuerdo promovido por el diputado perredista Víctor Hugo Romo Guerra que se otorgó el reconocimiento al gobierno de la Visión Morelos y su homólogo de Michoacán.

El asambleísta destacó el trabajo de los gobiernos porque fomentan -dijo- ciudades libres y de vanguardia, como la Ciudad de México, donde prevalece el respeto y tolerancia, en las que nadie oculta sus preferencias sexuales.

Recordó que gracias a la lucha de la izquierda, la ciudad de México fue la primera en promover las libertades y garantizar los derechos de la Comunidad LGBTTTI en el país.

Pero ahora se congratula de que sean los gobiernos de Morelos y Michoacán los que hayan aprobado las reformas constitucionales para garantizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, el pasado 18 de mayo es un gran avance en la consolidación de una sociedad de derechos.

Porque en Morelos, afirmó Graco Ramírez, “el amor no tiene color, no tienes sexo, es sólo amor y se respeta el derecho de amar”.

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

El Plan de Guadalupe fue un documento político cuyo único fin era remover el gobierno ilegal de Victoriano Huerta
Roku fue acusado por Cablevisión por presuntamente facilitar la piratería digital, sin embargo, un juez acaba de fallar...
Puedes hacer pago en efectivo en tiendas Oxxo
La Secretaría de Relaciones Exteriores anunció los ajustes previstos para el próximo año
Exhibición de catrinas, recorridos por panteones y leyendas algunas de las atracciones

Generación Z, un reto para las empresas