• Capital Morelos
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Morelos
  • Especial

  • Colillas de cigarro también envenenan las playa


  • Son la forma más común de basura alojada en el medio marino
  • Por Capital Digital Hace 2 semanas
  • Ver imagen
  • Crédito:
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Capital Morelos
  • Los plásticos son los materiales que más afectan los océanos, mientras que en las playas los principales contaminantes en la parte subacuática son las colillas de cigarro, el vidrio y la basura en general.

    Las colillas de cigarrillo son la forma más común de basura que se encuentra en el medio marino, se estima que cinco billones son arrojadas al medio ambiente en el mundo cada año; éstas pueden desprender arsénico, níquel, cadmio, hierro, cobre, zinc y manganeso al agua.

    Lidia Silva Íñiguez, investigadora de la Facultad de Ciencias Marinas, de la Universidad de Colima (UC), quien estimó que la mancha de residuos en los océanos es del tamaño de España. La especialista explicó que los residuos sólidos son cualquier material que llegue o se arroje al océano.

    Comentó que la basura en las playas afecta la salud de los turistas y destacó que tan solo una colilla de cigarro es capaz de contaminar hasta 40 litros de agua. Esto, advirtió, repercute directamente en la destrucción de la flora y fauna marinas, mientras que los vidrios y metales pueden causar heridas y enfermedades.

    El origen de esos desechos se remite a las acciones humanas, aunque precisó que algunos llegan al mar arrastrados por el viento o las corrientes que genera la lluvia.

    Silvia Íñiguez manifestó que uno de los impactos negativos es que con la acción de la luz solar, los materiales se fragmentan y se convierten en microplásticos afectando a la cadena trófica.

    La liberación de metales a partir de este desecho también suele aumentar el potencial de daño agudo con respecto a las especies locales y entrar en la cadena alimentaria.

    Consideró que la contaminación de las superficies subacuáticas es un problema mundial, por lo que “todos somos culpables en la generación de esta situación”.

    Enfatizó que con los años, las colillas se han acumulado hasta que “actualmente han formado una mancha comparable al tamaño de un país como España; una situación preocupante”.

    Agregó que otro efecto de los residuos es que algunas especies, como las tortugas, confunden los plásticos con alimentos y al ingerirlos provocan su muerte.

    La Universidad colimense informó que la Facultad de Ciencias Marinas se ha dedicado en los últimos 15 años al saneamiento y clasificación de estos residuos, para brindar información certera de este problema y posibles estrategias de acción con el fin de reducir sus efectos negativos.

    • Comparte
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
    • Capital Morelos
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Capital Morelos
  • ESPECIAL
Más Populares
1

"Corazón de Plata" otorga 807 visas a adultos mayores morelenses

2

Mercado Verde celebra edición 52 en Cuernavaca

3

¿Quién es quién en la serie de José José?

4

Así responde Paulina de la Mora al Challenge

5

Equipo de transición convoca a consulta nacional sobre educación

6

Estos son los conciertos confirmados para 2018

7

¿Cómo donar cabello para niñas con cáncer?

  • Capital Morelos Capital Morelos
  • Capital Media Digital